Las Rozas CF: un equipo con ambición y esperanza

Jugadres durante el último entrenamiento previo a la jornada copera / Richi Esquilas

Un equipo imparable. Así es Las Rozas CF, que este año disputa por vez primera una de las competiciones futbolísticas más importantes de nuestro país, la Copa del Rey. El equipo roceño vio la luz en 1966 pero no fue hasta la temporada 1991-92 cuando el club logró jugar por primera vez en Tercera División Española. En varias ocasiones estuvieron a punto de ascender a Segunda B, gracias a clasificarse en los puestos superiores de la Liga regular. Sin embargo, llegaron a descender de nuevo hasta la liga Regional Preferente.

Dos años y dos ascensos Las Rozas CF se ha convertido en equipo de Segunda División B por primera vez en sus 53 años de historia. En la temporada 2017-18 consiguió su ascenso de Preferente a Tercera División y tan sólo un año después de nuevo otro ascenso ante el Mallorca B, imponiéndose 2-1 y 0-0 en los playoffs. Llegó así el ascenso soñado y culminaban una temporada espectacular dando una sorpresa a toda su afición. El artífice de este ascenso se llama Manuel María Escobar Rodríguez, exfutbolista del equipo roceño que cogió hace dos temporadas al equipo en Regional Preferente. Lolo Escobar ascendió a Tercera División y doce meses después colocó a las Rozas CF en Segunda B.

No todo es fútbol

Jaime Turégano juega como lateral izquierdo. Tiene 27 años y nació en Madrid. Sin embargo, no solo se dedica al fútbol. Su rol como deportista lo compagina a la perfección con su profesión de enfermero, su vocación. Es consciente que la vida de futbolista es muy corta y sabe que tiene que buscar una segunda escapatoria para poder vivir. “No todo el mundo puede ser enfermero. Es algo que llevo por dentro. A mucha gente le extraña que un futbolista pueda ser enfermero pero mi trabajo me llena completamente”.

Esa habilidad para compaginar fútbol y enfermería considera que no afecta a su rendimiento pero sí cambia a la hora de relajarse ya que diariamente pasa entre 7 y 8 horas en el hospital. “La clave está en cuidarse más y hacer más sacrificios para luego dar lo máximo en el campo”. Siempre soñó con ser futbolista: “como cualquier niño, ver a tus ídolos por la televisión siempre te hace querer llegar a lo más alto”. Además cuenta, es muy madridista y su ídolo siempre ha sido Raúl porque “representa a la perfección al madridismo”.

En sus carnes vivió el ascenso del equipo a Segunda B, y lo recuerda como uno de los momentos más bonitos de su carrera. “Hacer dos ascensos consecutivos fue algo inolvidable y siempre quedará en nuestra memoria. Nadie olvidará esos playoffs”. Quien también compagina este deporte con una carrera universitaria es Ismael de Andrés, quién estudia la carrera de Fisioterapia. Como él mismo afirma, la fisioterapia no es realmente su vocación, ya que su principal motivación a día de hoy es el fútbol. Su trayectoria en el mundo del fútbol se remonta a su infancia, cuando después de recibir una oferta del Rayo Vallecano prefirió continuar jugando con sus amigos del barrio. “A mí lo que me gustaba era jugar con mis compañeros y no se me pasaba por la cabeza dedicarme al mundo del fútbol. Sin embargo, ahora se ha convertido en lo más importante para mí”.

Por el lateral derecho juega Borja González, un joven de 24 años que abandonó sus estudios de magisterio para perseguir su sueño. El madrileño tuvo que dejar la carrera para comenzar una nueva etapa en la ciudad de México, “estudiaba magisterio cuando me hicieron la oferta y era muy complicado compaginarlo, por eso tuve que dejar la carrera, pero en un futuro me encantaría retomarla”.

Su aventura internacional comenzó en el Atlético de Madrid, donde le ofrecieron la posibilidad de mudarse al país americano tras la compra de la franquicia Atlético San Luis. Frente a la decisión de marcharse el futbolista ha destacado que no lo dudó ni un momento y se fue a la nueva ciudad dejando de lado los tópicos que marcaban el país para finalmente vivir una experiencia que ha asegurado “fue muy buena y se la recomendaría a todo el mundo”.

Borja ha puesto de relieve que su afición y fanatismo por el fútbol le venía desde pequeño por su familia, sin embargo ha manifestado que existen diferencias destacables tanto entre la liga mexicana y la española como en la forma de juego y entrenamiento, ya que “al final cada país y cada equipo tiene su metodología” como consecuencia de las discrepancias respecto a factores como horarios y costumbres.

Un gran rival

El próximo jueves viajará hasta León par enfrentarse a la Cultural Leonesa, un rival fuerte y al que tienen ganas de enfrentarse. “Es un gran oponente pero tenemos que afrontarlo como un partido más y disfrutarlo con ilusión”. Entre la plantilla roceña se encuentran dos ex futbolistas del equipo leonés, Toño Calvo y Gonzalo Expósito que afrontan el partido con un plus de motivación y con muchas ganas.

En el sorteo de la Copa del Rey, cuando los de León supieron que se enfrentarían a Las Rozas FC lo tomaron como un oponente asequible, algo a lo que han querido hacer caso omiso desde el municipio madrileño. “Es normal que hagan ese tipo de declaraciones puesto que un equipo tan poderoso como la Cultural se enfrentará a uno como nosotros que hace dos años jugábamos en Preferente. Sin embargo no ir de favoritos también nos hará jugar nuestras bazas”, ha confesado el lateral izquierdo. Sin embargo, para Ismael este partido puede servir para demostrar que “no somos un equipo flojo, que es lo que todo el mundo piensa por ser recién ascendido”. Pero este partido no es el más importantes para el club. Anteponen otros encuentros como su próximo partido contra el Oviedo B, el Atlético B o el Castilla.

Lucha por la permanencia

Sin embargo, el ex del Atlético Pinto destaca que no consideran la Copa del Rey como su objetivo principal. “Estamos centrados en la Liga. Nuestro objetivo fundamental es mantener la permanencia”.

El equipo no está pasando su mejor momento ya que se encuentra en los puestos de descenso, por eso no quieren pensar más allá de su próximo partido. El equipo está mentalizado y tiene muy claro su objetivo, y saben que tendrán que ganar partido a partido. “La liga es muy larga, aún queda mucha temporada por delante. Borja González ha destacado que “a pesar de ser un rival fuerte, lo afrontan como un partido más” y deciden centrarse en el que consideran el partido más importante hasta ahora mismo, el de liga frente al Oviedo B que tendrá lugar el próximo domingo.

Por otra parte, ante la situación de sus compañeros Toño y Gonzalo, procedentes del equipo castellano, ha explicado que “al final siempre tienes ganas de jugar contra el equipo en el que has estado antes porque es algo especial para ti”. A pesar de los malos resultados que está teniendo el equipo, lo cierto es que no pierden la esperanza y sueñan con dar una alegría a su afición ganando el próximo jueves a la Cultural Leonesa, para demostrar por qué es un equipo de Segunda B.

Jaime y Borja en el entrenamiento previo a la jornada de copa / Richi Esquilas

Nuevo formato, más oportunidades

El nuevo formato de la Copa del Rey es un caramelito para los equipos más humildes y con menos posibilidades. Gracias a la nueva forma de organización aprobada por la Federación, por primera vez podrán participar los cuatro semifinalistas de la Copa Federación, y diez equipos de las primeras divisiones regionales.

De esta manera, se llevarán a cabo diferentes eliminatorias donde llegarán a participar 116 equipos: 20 equipos de Primera División, 22 de Segunda, 28 de Segunda B, 32 equipos de tercera división, los cuatro campeones de la copa fereaciones y 10 equipos de la máxima categoría territorial, saldrán resultantes de una eliminatoria previa entre los 20 campeones de cada Federación. Para acceder a las semifinales se disputarán cinco rondas eliminatorias a partido único.

Las semifinales son la única ronda que se disputará en formato equipos: 20 equipos de Primera División, 22 de Segunda, 28 de Segunda B, 32 equipos de tercera división, los cuatro campeones de la copa fereaciones y 10 equipos de la máxima categoría territorial, saldrán resultantes de una eliminatoria previa entre los 20 campeones de cada Federación. Para acceder a las semifinales se disputarán cinco rondas eliminatorias a partido único. Las semifinales son la única ronda que se disputará en formato de ida y vuelta.

Sin embargo, aunque este nuevo formato da mayor visibilidad a los equipos pequeños, lo cierto es que también tiene sus inconvenientes. Y es que, muchos de estos equipos se ven obligados a transladar sus partidos a otros estadios ya que los suyos no cuentan con las condiciones que exigen desde la Real Federación Española


The following two tabs change content below.

Carla Braojos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *