Una final histórica, aplazada

Yeray e Isak, peleando por un balón. - Josune Mtz. de Albeniz (MARCA)

La crisis sanitaria por el COVID-19 provoca el aplazamiento de la final hasta finales de mayo previsiblemente

La crisis del coronavirus ha provocado el aplazamiento de la final de la Copa del Rey. El encuentro, que iba a enfrentar a la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao en el estadio sevillano de La Cartuja, tenía previsto celebrarse el 18 de abril sin embargo como consecuencia de la evolución del COVID-19 la Real Federación Española de Fútbol ha tomado la decisión de aplazar la final a los últimos días de mayo.

El aplazamiento se habría decidido durante la reunión que ha mantenido este miércoles el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, con los dirigentes de ambos clubes, donde se ha llegado al acuerdo de programar una nueva fecha para el partido. En un principio el encuentro se ha pospuesto para finales de mayo pero esto no se trata de una fecha definitiva, ya que todo dependerá de la evolución de los acontecimientos.

Rubiales, con Aperribay y Elizegi en Las Rozas. (EFE)

En un principio se contempló la posibilidad de jugar la final a puerta cerrada para evitar el riesgo de contagio, sin embargo con la situación actual y la magnitud que ha cobrado la pandemia tanto las autoridades por parte de la RFEF como las de ambos equipos han expresado que la mejor decisión es el aplazamiento. Entre las fechas más factibles que se están barajando se encuentran el 30 o 31 de mayo, es decir, en un principio una semana después de haber terminado los encuentros de LaLiga, aunque todo esto dependerá de la evolución del coronavirus.

Ha sido una primera toma de contacto muy positiva, porque en un momento de gran dificultad hemos consensuado que tenemos que intentar asegurar esta final con un público en las gradas, con una Cartuja que esté a rebosar”, ha recalcado Rubiales frente a esta situación. Por su parte, el presidente del Athletic Club de Bilbao, Aitor Elizegui, ha puesto de relieve la importancia del apoyo y colaboración de su afición. Del mismo modo, el dirigente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, ha querido agradecer la labor que está desempeñando la RFEF para buscar la mejor solución posible.

De este modo los hinchas y aficionados de ambos clubes deberán hacer un cambio de planes frente a una final histórica, y es que Athletic y Real nunca se había enfrentado en un partido de final de la Copa del Rey.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *